Trasfondo: La Telaraña

Los mundos astronave flotan en el espacio profundo y ninguna otra raza conoce su posición exacta, aunque los Eldar no consideran que su localización física sea importante.

Los Eldar pueden viajar entre los diferentes mundos astronave a través de un sistema que podría definirse vagamente como una red de túneles y puentes a través del espacio disforme, la Telaraña.

Estos túneles forman una red que comunica entre si los mundos astronave y alguno de los mundos Exiliados y que supuestamente llega hasta muchos más mundos dispersos por la galaxia. Algunas leyendas afirman incluso que existía un portal a la telaraña en Terra.

La telaraña

La telaraña es un legado de los días en que los Eldar dominaban la galaxia desde las muchas naves comerciales que más tarde formarían los primeros mundos astronave. En estas naves mercantes, los Eldar viajaban por toda la galaxia a través de una serie de túneles en la disformidad interconectados y regresaban al espacio real mediante portales de disformidad o portales espectrales que los Eldar han diseminado por las estrellas. Gracias a esta telaraña, los Eldar pueden moverse casi sin dificultades por toda la galaxia. Los Eldar usan todavía el mismo sistema ancestral cuando envían a sus ejércitos a la guerra.

Sin embargo, la telaraña no es perfecta y el nacimiento del Gran Enemigo, Slaanesh, hizo que su uso fuera aún más peligroso. Muchos portales tuvieron que sellarse permanentemente para evitar que las fuerzas del Caos se desbordasen desde la disformidad y los milenios de luchas que han soportado los Eldar continúan disminuyendo lo que antaño fue la gran extensión de la telaraña.

Las entradas a estos túneles no son visibles con facilidad excepto desde el mundo astronave correspondiente. Estas entradas tienen forma de una esfera oscilante de luz y oscuridad.

Los túneles más grandes permiten que las astronaves naveguen por ellos, aunque la mayoría son tan pequeños que permiten solamente el paso de los Eldar o de vehículos pequeños.

Algunos de estos túneles llevan a lugares abandonados, destruidos o habitados por demonios. Estas puertas están selladas de tal forma que nadie pueda abrirlas, ya sea desde dentro o desde fuera; estas cerraduras son inviolables y apenas existen poderes en la galaxia que puedan forzarlas.

Aunque se llame Telaraña, este término puede crear confusiones, ya que si existiera un mapa de la telaraña, no tendría forma de tela de araña, con secciones radiales y puntos nodales; en vez de esto, el mapa parecería trazado de forma aleatoria, con muchos puntos nodales separados y centrados en los mundos astronave.

Si un observador pudiera ver este mapa, comprobaría asombrado que los mundos astronave no están directamente conectados entre ellos, por lo que un viajero a menudo debe trazar una ruta que pase por distintos mundos astronave o planetas antes de llegar a su destino final, es más, puede que un viajero pueda llegar directamente a su destino, pero una nave, tendrá que hacerlo por una ruta diferente y más larga e incluso no ser capaz de llegar a su destino.

Esto es debido al diferente tamaño de los túneles. Por si fuera poco, las interferencias y fluctuaciones provocadas por la disformidad, pueden provocar que este hipotético mapa no sea muy fiable, siendo habitual que la pérdida de algunos mundos en el pasado cree letales callejones sin salida. Aún así, en teoría, usando la telaraña es factible llegar a cualquier lugar de la galaxia.

Los Arlequines y la Telaraña

En realidad, no existe ningún mapa de la telaraña, o al menos uno con forma convencional. Ni siquiera los Eldar conocen al cien por cien la Telaraña. Los únicos que podrían tener un conocimiento exacto de la telaraña son los misteriosos Arlequines.

Algunos poderosos videntes afirman que hace siglos existió un mapa y que este mapa está guardado en la Biblioteca Negra, protegido y custodiado por fuerzas inimaginables. En la práctica, con este mapa, se podría acceder a muchos secretos y tesoros perdidos u olvidados desde hace mucho tiempo por los Eldar. Pero si los Guardianes de la Biblioteca han preferido esconderlo en ella, ha de ser por buenas razones y puede que consideren que ni los propios Eldar están preparados para usarlo.

Portal de la Telaraña

Cuando los Eldar van a la guerra, viajan a través de la Telaraña, lo que permite que sus ataques sean rápidos y letales, pero les es extremadamente difícil alcanzar mundos en los que no existe ningún portal de la red.

Los Eldar conocen y pueden utilizar el viaje disforme, pues conocen la tecnología de los reactores de disformidad, pero para ellos es un viaje muy peligroso y solo se emplea en las más desesperadas situaciones.

Si no es por la telaraña, raramente viajan a lugares alejados, ya que además de ser más lento que viajar por la Telaraña, no tienen navegantes que les guíen, y por si eso fuera poco, los demonios de la disformidad se ven más fuertemente atraídos por los espíritus de los Eldar en la disformidad que por los de los humanos.

Como controlan unas naves de proporciones tan gigantescas, puede parecer sorprendente que los Eldar no confíen en sus flotas, pero los mundos astronave no pueden considerarse naves en sentido real. Son móviles, pero su gigantesco y voluminoso tamaño las obliga a no involucrarse directamente en ningún combate. Por ello, el ejército de un mundo astronave eldar debe enviarse a batallas libradas en la distancia en la forma de las flotas de guerra Eldar y, más específicamente, a través de la ancestral telaraña Eldar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s