Trasfondo: Mundo astronave de Alaitoc

Alaitoc es un Mundo Astronave conocido por su gran cantidad de Exploradores. Se encuentra normalmente en el borde del espacio conocido del Segmentum Ultima. Han extendido su influencia más allá de otros mundos astronave, enviando agentes por toda la galaxia para que actúen como sus ojos y oídos.

En batalla favorecen el sigilo y el engaño sobre la fuerza bruta, matando en silencio y con astucia siempre que pueden.

Mundo Astronave

Los Eldar de Alaitoc son especialmente celosos en su guardia contra el toque de Slaanesh, y como tales, su Mundo Astronave es estrictamente gobernado para prevenir cualquier emergencia provocada por las sádicas conversiones a las cuales los Eldar son propensos. Por esta razón, muchos de los ciudadanos en un momento u otro deciden dejar los estrictos confines del Mundo Astronave y actuar por su propia cuenta, o en pequeños grupos de Exploradores. Sin embargo, estos regresan en momentos de necesidad, por lo que todos los ejércitos de Alaitoc siempre contarán con una potente fuerza de Exploradores.

Su Mundo Astronave es descrito como un disco plano (aunque de cientos de niveles), cuya superficie contiene innumerables cúpulas, cada una con su propio medio ambiente y un clima independiente.

Los jardines y las avenidas se reparten entre las cúpulas del mundo astronave. La superficie de la nave tiene miles de protuberancias, utilizadas como muelles de descarga, plataformas de armas, etc.

Se trata de una enorme nave blindada, que utiliza los senderos de su propio portal a la Telaraña. La energía utilizada para que este mundo artificial pueda funcionar es provista por unos gigantes paneles solares.

Heráldica

Los Eldar del Mundo Astronave de Alaitoc visten ropas y armaduras mayoritariamente azules con detalles o piezas amarillas.

Su emblema es una espada (símbolo de Kaela Mensha Khaine) que atraviesa verticalmente una luna horizontal (que representa a Eldanesh), refiriéndose a la muerte de Eldanesh a manos del Dios de la Guerra Eldar y recordando a todos los que lo ven el destino que espera a los mortales que ofenden a los Dioses.

Exploradores de Alaitoc

Los Eldar de Alaitoc son fervientes defensores de la Senda de los Eldar y rehuyen todo contacto con las influencias externas. Su concentración es legendaria; un Eldar de Alaitoc se convertirá en el epítome de su Senda durante un tiempo, a menudo arriesgándose a perderse a si mismo en el proceso.

Por ello Alaitoc tiene muchos Exarcas, ya que la llamada de la guerra siempre es fuerte. Como efecto colateral de esta actitud, muchos Eldar de Alaitoc han decidido saciar sus ansias convirtiéndose en Proscritos; ya sea como exilio por alguna fechoría menor o debido al cansancio de la dura disciplina de su mundo astronave.

Algunos Exploradores acaban convirtiéndose en Vagabundos, perdiéndose a sí mismos en su estilo de vida de la misma forma que los Exarcas se pierden en la Senda del Guerrero. Son sobrenaturalmente expertos en el arte del sigilo y se convierten en asesinos casi invisibles en el campo de batalla.

Por su propia naturaleza, los Exploradores de Alaitoc no residen en el Mundo Astronave, sino que viajan a través de la Galaxia. De todas formas, estos Exploradores siguen siendo leales a Alaitoc, y vuelven al Mundo Astronave en alguna que otra ocasión.  En tiempos de necesidad, es probable que el Mundo Astronave llame a todos los Exploradores, conformando así una temible y potente fuerza.

Gracias a los Exploradores de Alaitoc, o Vagabundos Estelares como ellos prefieren llamarse, el Imperio del Hombre ha adquirido gran parte de su conocimiento sobre los Eldar. No se trata de algo que Alaitoc haya cedido voluntariamente, sino el producto de la tortura a manos de la Inquisición Imperial. Estos actos han llevado al actual estado de guerra que existe entre el Imperio y Alaitoc, una guerra que los comandantes Imperiales han comparado con una caza de fantasmas.

Invasión Imperial

Alaitoc fue asaltado recientemente por una enorme fuerza imperial después de que un ataque de Piratas Eldar contra un convoy de suministros fuese rastreado hasta el Mundo Astronave de origen de los Proscritos, que resultó ser Alaitoc.

Cansado de las constantes incursiones de los piratas Eldar, el Imperio se decidió a convertirlo en un ejemplo para todos aquellos dominios Eldar que permitieran que sus ciudadanos atacasen a las naves imperiales y matasen humanos.

El asalto sorpresa sobre Alaitoc implicó a una gran armada de la Flota Imperial, numerosos Regimientos de la Guardia Imperial, y al Capítulo Astartes de los Hijos de Orar.

En ese momento, el Mundo Astronave estaba en una órbita fija en torno a una estrella moribunda, empleando la tremenda energía de sus estertores finales para recargar sus velas solares, y no tuvo tiempo para huir antes de que los invasores atacaran. Por ello, el Autarca y el Consejo de Videntes de Alaitoc movilizaron a todos sus Santuarios de la Senda así como al ejército regular Eldar, compuesto por Guardianes, civiles que habían sido entrenados en el uso de las armas y que en su mayoría ya habían recorrido la Senda del Guerrero.

También se despertó al Avatar de Kaela Mensha Khaine del Mundo Astronave y a varios Titanes Phantom para ayudar en la defensa de la inmensa nave.

Además, los Señores Fénix Baharroth, Maugan Ra y Karandras ofrecieron su ayuda.

Comienza la batalla

La avanzada tecnología láser de los Eldar demostró su utilidad contra la Flota Imperial, y los Aedas Óseos de Alaitoc lograron atrapar a la infantería invasora dentro de la estructura de Hueso Espectral del Mundo Astronave.

A pesar de estas maniobras, las fuerzas imperiales lograron mantener su cabeza de puente inicial, ayudadas por un cruento desembarco con Torpedos de Abordaje de los Marines Espaciales que consiguió penetrar con éxito en el Mundo Astronave pero que se encontró con una resistencia cada vez mayor por parte de los Guerreros Especialistas respaldados por las extraordinarias habilidades de combate de los tres Señores Fénix.

Aun así, los Eldar se vieron obligados a retirarse frente al ataque imperial para poder defender mejor el Circuito Infinito y las ciudades principales del Mundo Astronave, lo que permitió a los Guardias Imperiales y Marines Espaciales arrasar los asentamientos de Exoditas existentes en la periferia del Mundo Astronave.

A pesar del poderío imperial lanzado contra el Mundo Astronave y del territorio del mismo que las fuerzas del Emperador ya han capturado, los Videntes de Alaitoc profetizaron la derrota final de la ofensiva imperial y la expulsión de los Mon-Keigh de los sagrados confines de su hogar.

Y como profetizaron, tras una conferencia secreta el Señor del Capítulo Achol Nadeus de los Hijos de Orar que comandaba el asalto, ejecutó al líder de la Guardia Imperial Comandante De’vaque por tener tratos con los xenos y se retiró del Mundo Astronave tras recapacitar sobre atraer la ira de todos los Mundos Astronave contra su Capítulo.

Información sacada de Wikihammer 40k

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s